GACETA 44/1

GACETA 44/1

GACETA 44/2

GACETA 44/2

GACETA 44/3

GACETA 44/3

GACETA 44/4

GACETA 44/4

GACETA 44/5

GACETA 44/5

GACETA 44/6

GACETA 44/6

GACETA 44/7

GACETA 44/7

GACETA 44/8

GACETA 44/8

ingreso mínimo vital1

ingreso mínimo vital1

ingreso mínimo vital2

ingreso mínimo vital2

#EscudoMunicipal

#EscudoMunicipal

PLENO AGOSTO 2020. MOCIÓN IU PROTECCIÓN EFECTOS COVID

PLENO AGOSTO 2020. MOCIÓN IU PROTECCIÓN EFECTOS COVID

MOCIÓN PROTECCIÓN COVID

MOCIÓN PROTECCIÓN COVID

PLENO AGOSTO 2020. MOCIÓN REGLA DE GASTO MUNICIPAL

PLENO AGOSTO 2020. MOCIÓN REGLA DE GASTO MUNICIPAL

PGOU

PGOU

DESCARGA PGOU. https://www.dropbox.com/sh/2zm0jscfi2zxldd/AACI_utt0W9bKSXl_hmiw_cBa?dl=0

PGOU1

PGOU1

PGOU2

PGOU2

PGOU3

PGOU3

PGOU4

PGOU4

ENTRE TODOS 20/30

ENTRE TODOS 20/30

http://www.izquierda-unida.es/

LEY PROTECCIÓN CONTRA LA LUDOPATÍA

tiempo de izquierda

tiempo de izquierda

miércoles, 3 de marzo de 2021

LA GACETA 44 - MARZO 2021

 



MUNICIPAL. En lo que va de legislatura hemos realizado 40 preguntas por escrito y más de diez ruegos sobre todos los temas de interés local, además de una moción, a la que no se permitió ni debatir su valoración para ser, o no, admitida a trámite de Pleno.

LA JUNTA CONSTRUIRÁ UN CENTRO ASISTENCIAL (DIA) PARA LA 3ª EDAD en el antiguo cuartel de la Guardia Civil.

SE APROBARÁ EL PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) con los votos de la mayoría del Psoe, después de más de una década de redacción en la que la corrección urbanística ha sido permanente debido al desbarajuste que dejó el ladrillazo.

EL AYUNTAMIENTO DE MALPARTIDA ABANDONA LA MANCOMUNIDAD RIBEROS DEL TAJO. La salida de la Mancomunidad ha tenido inmediatas consecuencias para ambas instituciones. Aquí el fracaso ha sido político, al no haberse sabido alcanzar acuerdos que un buen liderazgo obtiene.

EL FIN DE AÑO NOS DEJÓ SUBIDAS DE IMPUESTOS MUNICIPALES. Dejamos atrás un 2020 en el que pudimos celebrar poco. No hubo Ferias ni Toros, ni Concurso de Albañilería, ni Verano Cultural, ni las numerosas actividades recreativas y deportivas. Ni sus correspondientes gastos…   


El Grupo Municipal de IzquierdaUnida de Malpartida, 

manifiesta su más sincero pesar 

a todos los vecinos que perdieron y se despidieron 

de sus familiares de modo tan triste. 


HORRIBLE 2020

Dejamos atrás un 2020 tan para ser olvidado como para no ser olvidado nunca. A un año de la declaración de la pandemia por coronavirus todo indica que esta situación nos acompañará durante años. Será la próxima gripe, pero con una trasmisión, mortandad y secuelas incomparables. Con todas sus certezas confiamos en la eficacia científica, y queremos confiar en la fortaleza de nuestros sistemas sanitarios… Y no hay más fe que valga para esto. Las decenas de miles de fallecidos por el covid se suman a las víctimas del cambio climático, de la contaminación, del coctel químico que ingerimos, la deforestación, la destrucción de hábitats…La globalización también incluye a los virus.

Izquierda Unida-Podemos, con su presencia en el Gobierno de coalición, ha impulsado y apoyado medidas importantes para paliar sus consecuencias sanitarias y económicas. Si el Salario Mínimo Vital era una reivindicación sostenida por esta organización durante años, nos felicitamos, amargamente, que haya tenido que ser en estas circunstancias tan terribles…Quedan más: impedir desahucios o garantizar el suministro eléctrico a personas y familias vulnerables, levantar un escudo de supervivencia para la maltrecha economía de tantos ciudadanos, una buena ley de alquileres…En la localidad también apoyamos las medidas económicas para superar… 



 

                                                           

MUNICIPAL

Parece que fue hace mil años cuando vio la luz la primera Gaceta. La Agrupación Local de Izquierda Unida acordó crear una publicación de comunicación e información que acercara a sus simpatizantes, votantes o no, tanto la información municipal más relevante, como su posición acerca de la administración local y de sus propuestas. No había ni internet, ni whatsapp, ni facebook, ni ninguna de estas gaitas modernas con sus espectaculares ventajas y sus lamentables inconvenientes. Era 1986… Y no eran pocas las Alcaldías socialistas con mayorías absolutas que ensayaban la democratización, con unos tics tan autoritarios que harían enrojecer a comportamientos actuales que exhibe la derecha más derecha. Censura administrativa, enchufismo, aplastamiento de la oposición... Era el bipartidismo y la corrupción de las mayorías. Esa fue una de las razones de su existencia. Conviene no olvidar de dónde venimos. Está descrito y está en la memoria de todos. A esto hace nada se le llamaba ayer. Hoy, con la aceleración de los acontecimientos y de la información, parecen quedar atrás con el siglo XX.

Y más lo parece ahora, cuando una pandemia inimaginable que nos abruma y acosa, amenaza con marcar este XXI con un antes y un después. Izquierda Unida-Podemos, con su presencia en el Gobierno de coalición, ha impulsado y apoyado medidas importantes para paliar sus consecuencias sanitarias y económicas. Si el Salario Mínimo Vital era una reivindicación sostenida por esta organización durante años, nos felicitamos, amargamente, que haya tenido que ser en estas circunstancias tan terribles el que la mayoría de los partidos, incluido el PP, la hayan hecho realidad. Quedan más: impedir desahucios o garantizar el suministro eléctrico a personas y familias vulnerables, levantar un escudo de supervivencia para la maltrecha economía de tantos ciudadanos, una buena ley de alquileres, etc.


En la localidad también apoyamos las medidas económicas para superar el COVID. En ese sentido el concejal de IU presentó la moción correspondiente para la Adopción de medidas municipales urgentes de protección social y estímulo económico. En ella se proponían medidas dirigidas a personas y familias en situación de vulnerabilidad económica y social; también dirigidas al comercio menor local y a los trabajadores autónomos, o medidas de carácter tributario. Las medidas adoptadas por el gobierno municipal nos resultan tan insuficientes como la atención prestada a estas propuestas presentadas.  

En materia de seguridad y colaboración ciudadana es de agradecer los servicios prestados por Guardia Civil y UME, Protección Civil, y especialmente al voluntariado vecinal, que desinteresadamente dedicaron su tiempo y recursos propios. En el aspecto de la seguridad municipal, es oportuno manifestar que este es un ayuntamiento que en los últimos 20 años ha sido incapaz de consolidar una plantilla de policías municipales estables. En el periodo de confinamiento total, la presencia de un agente fuera de servicio, e incorporado por la fuerza mayor de la pandemia, ilustra suficientemente esta impotencia. 

 También parece que hubieran pasado mil años desde el vuelco electoral que en 2015 tumbó la primera mayoría absoluta del Partido Popular. La impopularidad de este gobierno en la recta final de legislatura arrojó a los votantes a dar su primera mayoría absoluta al candidato del PSOE, obviando cualquier factor de experiencia o proyección del candidato. Tal era la “ansiedad electoral” creada. Un vuelco electoral también propiciado por la imposibilidad de no poder presentarse Izquierda Unida a las elecciones. Un variopinto y frustrado grupo de Podemos emergente en la localidad fue la razón. Trajeron mucho ruido, pero pocas nueces.

Y de la mayoría socialista absoluta de 6 concejales sobre 11 del 2015, a sumar 1 concejal más en 2019. Varias razones lo explican. Las tensiones sociales y ciudadanas creadas durante la legislatura del PP dieron paso a una legislatura socialista de contrapunto respecto a la anterior. El alcalde, en su recién estrenada actividad de gobierno, aun titubeante e inseguro, y con el objeto de desmarcarse de la anterior autoridad rigurosa, propicia una legislatura de calma chicha, que sumada al stress que hubieran padecido no pocos ciudadanos anteriormente, lo predisponen para su reelección. Esta relajación no se vio modificada por la presencia de las otras candidaturas. El PP pierde un concejal e IU obtiene solo uno, perdiendo representación municipal respecto a 2011. Una legislatura sin representación pudo ser parte de la causa.

Singular fue también la presencia de una candidatura local de Ciudadanos, que perdió votos respecto a las generales y ninguna representación en el municipio. También Vox, que no presentó candidatura, y cuyos votos en las Generales de abril también apuntan a que fueron a parar a la candidatura del Psoe, lo que justifica el séptimo concejal.

Así arrancó esta legislatura. Sin ningún obstáculo, y con toda la legitimidad legal para que en el Pleno de Constitución el Alcalde reelegido obtuviera la aprobación de un incremento de sus retribuciones de un 35%. El límite establecido para el cargo es de 43.407 €. Su argumentación ya era conocida: dedicación 24 horas; trabaja mucho, manifiesta; y la asignación anterior era baja, cerca de 38.000 €. Este denominado y recurrido “sacrifico del alcalde”, ya se viene utilizando desde que hay memoria democrática incluso por alcaldes que habían renunciado a sueldo alguno, lo que tampoco ayudó a hacerlos más populares, sino todo lo contrario. Es lo que tienen las mayorías absolutas.

También el nuevo gobierno sorprendió aprobando la periodicidad máxima que permite la ley entre Plenos Ordinarios. Uno al trimestre. A nuestro entender insuficientes para ejercer la labor de oposición adecuada. Nuestras preguntas reciben respuesta pasados tres meses o más. Parece que al alcalde no le gusta que le pregunten, que se le hagan y se le pida información en el lugar donde se manifiesta el control al gobierno. Así sucedió, por ejemplo, en el pleno del pasado 23 de octubre, en el que sin ningún rigor fueron todas las preguntas de la oposición emplazadas a obtener respuestas en el siguiente pleno, y todo ello porque el alcalde comenzó a sentirse incómodo por las interpelaciones de la oposición. Como manifestó el portavoz del PP, “este debe de ser uno de los pocos casos en los que un alcalde se dedica a hacer oposición a la oposición”.


En lo que va de legislatura hemos realizado 40 preguntas por escrito y más de diez ruegos sobre todos los temas de interés local, además de una moción, que ni siquiera fue admitida a debate por el PSOE. Seguiremos pidiendo Pleno Ordinario cada dos meses; con sus correspondientes preguntas y ruegos en cada sesión. Los Plenos van a ser largos y entretenidos. Echamos de menos la presencia de más vecinos en ellos, y una vez adoptadas las medidas adecuadas de aforo y seguridad, el salón de actos de la Casa de Cultura resulta un lugar seguro para asistir.

 Sobre el acontecer de estos, resulta amargo tener que mencionar los incidentes desagradables que hacia el portavoz de Izquierda Unida se han producido por parte del portavoz del PSOE. Ya desde el inicio de la legislatura, quienes asistieron a los plenos pudieron percibir que, por parte del Grupo socialista, en general, se manifestaba un prejuicio con el que acudían a los plenos, y del que bajaban ya imbuidos desde los “despachos de arriba”. Los gestos vulgares de algunos de sus miembros, al igual que su imprudencia por obviar que son vistos y grabados para YouTube, quedaba manifiesta de forma elocuente. Con estos prejuicios ya establecidos, y con la benevolencia y parcialidad del alcalde, las manifestaciones y acusaciones furibundas de dicho portavoz del PSOE por la supuesta “falta de respeto del portavoz de IU a todo el pueblo” por no haber avisado de su ausencia en alguna Comisión, se trocaron en una diatriba fuera de lugar que solo lo explica la prepotencia y soberbia con que se puede instrumentalizar una mayoría absoluta. Con el fin de hacer oposición a la oposición, se persigue dañar la imagen del portavoz acusado, intentando minusvalorar su trabajo para acallar su voz. Y no sólo hacia este portavoz. Pero, más bien al contrario, estas actitudes nos refuerzan para trabajar cada día más.


 

                                                                 

CONSULTORIO MÉDICO

Lo que tiene que caer termina cayendo. Han transcurrido más de cuatro legislaturas desde que el por entonces portavoz de IU, ante las condiciones adversas a las que las reformas del entonces gobierno socialista habían apiñado las consultas del Centro de Salud, propuso la instalación de un ascensor que permitiera el acceso y uso de las amplias salas del piso superior. Hasta hoy por fin.

A lo largo de esta legislatura también hemos venido insistiendo en la necesidad de la reforma de las actuales instalaciones. Para que contara con más espacios para los usuarios, más ventilación y más salas para los médicos y espacio para los usuarios, incluido el acceso a la primera planta. Por tres veces se han tenido que ampliar las obras previstas inicialmente, pero parece que finalmente va a quedar más accesible, más saludable, más confortable, mejor servicio. Todos los usuarios lo agradeceremos. Ahora solo falta que se nutran de recursos técnicos y suficiente personal, incluido una consulta permanente de pediatría y asistencia de urgencia de los festivos y fines de semana.



CENTRO DE DÍA

Dentro de esta misma área asistencial, quizás la mejor noticia por su envergadura, haya sido la aprobación por parte de la Junta de Extremadura de una inversión importante para la construcción de un Centro De Día para la tercera edad en el solar del antiguo cuartel de la Guardia Civil. Confiamos en que la infraestructura del edificio y la dotación de servicios consiga aunar en un mismo edificio una buena asistencia a nuestros mayores. Antes habrá que asumir su derribo y desescombro con fondos municipales. La magnitud de la obra y los fines del edificio harán que no sea pronto. También encontrará complejidad resolver un acceso seguro al edificio debido a la proximidad de la carretera, y su a menudo, intenso paso de vehículos. 


ADIÓS A LA MANCOMUNIDAD


Por su envergadura se puede considerar que la peor noticia, si bien del área institucional, ha sido sin duda la del abandono de nuestra localidad de la Mancomunidad Riberos del Tajo. Una decisión como poco incomprensible si se valoran los pros y los contras. No se ha hecho ningún planteamiento consistente que lo justifique, excepto el económico y de una forma vaga y poco convincente. Incomprensible y quizás poco reflexionada, también a nuestro entender, lo fue el apoyo entusiasta del grupo del Partido Popular, dando fuerza a una segregación que, como el resto, ya iba sobrada de votos…y escasa de explicaciones convincentes.


OBRAS DEL ANTIGUO CAMPO DE FUTBOL


A finales del agosto pasado finalizó la obra de urbanización del antiguo campo de futbol del parque municipal. (470.000 €). Se financió en un 80% por fondos europeos FEDER y lo ejecuta la Diputación Provincial. El fin propuesto es “lograr una rehabilitación integrada de dicho espacio y reconvertirlo en una zona verde de uso colectivo, favoreciendo su uso público, acercando a los habitantes del municipio a un entorno natural, limpio y sano…”; y para ello se creará un recinto con zonas ajardinadas y viales peatonales, dos pistas de arena para la práctica de vóley-playa, y una fuente transitable para la zona central del recinto.

Los más de 3.800 m2 de hormigón y otros materiales similares utilizados no parecen encuadrarse dentro de la estrategia justificativa (EDUSI) Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado. El cemento es el responsable del 8% de las emisiones de dióxido de carbono-CO2-, y si su industria fuera un país sería el tercer emisor más grande del mundo. La huella medioambiental de la obra no será ecológica, será antropocénica. Las numerosas conducciones de abastecimiento de agua y energía, convierten esta obra en una compleja instalación municipal que requerirá de un mantenimiento complejo. Se hicieron propuestas y sugerencias al proyecto, tanto sobre sus fines para la integración en el entorno como sobre el exceso de urbanización del recinto.  Pero no fueron consideradas.



 

PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN URBANA


El gobierno municipal puso en la recta final la aprobación definitiva del PGOU en el pleno del pasado octubre al dar respuesta, y despachar, las alegaciones finales de vecinos y otros interesados.

La incapacidad de los distintos gobiernos de llevar a cabo su aprobación, tras al menos 15 años de iniciadas las primeras consultas en los despachos urbanísticos encargados de su redacción, y con sus correspondientes cuantiosas facturas, se explica, entre otras, por la aberrante expansión urbanística propiciada
previamente por gobiernos del PSOE, y que dejaron un planeamiento urbano para la construcción de más de 10.000 viviendas y muchos desembolsos y dolores de cabeza a no pocos vecinos.

Cuánto tiene este plan de corrección urbanística y cuánto tiene de plan adecuado seguirá siendo discutible. Si bien se dan por eliminadas expansiones de suelo edificable desmesuradas, en las alegaciones que Izquierda Unida hizo al plan presentado por el Gobierno Municipal se ponía el foco sobre la necesidad de reducción, e incluso de eliminación, del elevado número de suelo residencial e industrial que se mantiene, con 559 viviendas en el casco y 360 chalets en S. Salvador; más 219.094,31 m2 industriales en los actuales polígono y 325.634 en el de S. Salvador. También las mencionadas alegaciones ponían el acento sobre las nuevas actividades permitidas en los suelos no urbanizables, y eliminar la posibilidad de legalizar construcciones ilegales que contempla la nueva Ley Regional del Suelo. Solo fue atendida nuestra propuesta sobre la necesidad de apoyar la regeneración del casco urbano tradicional, mediante ayudas a la rehabilitación de edificios, exenciones tributarias y otras, las demás fueron rechazadas.

 

Entre lo que contiene este plan de corrección o desautorización a lo antes planeado, merece mencionarse la ahora autorización para la partición urbanística del enorme sector de Los Molinos. Más de 27.000 m2 edificables que los vecinos propietarios no pudieron disponer durante años. La obligada y costosa urbanización a cuenta y desarrollo de los propios propietarios los dejaba a la suerte de alguna expropiación forzosa vía agente urbanizador, como así les ocurrió a otros vecinos. Su partición facilitará a los propietarios disponer de suelo propio edificable, una vez cumplan las obligaciones urbanizadoras también aprobadas mediante este nuevo plan. Sobre estas obligaciones hubo discrepancias que vecinos afectados sustanciaron en las correspondientes alegaciones al Plan, y que fueron desestimadas por el gobierno municipal. Al finalizar el pleno, y durante el turno de ruegos y preguntas cedido al público asistente, se manifestaron estas discrepancias mediante argumentos a su favor tan razonables como las que arguye y aprobará el gobierno municpal, aunque la percepción del público presente fue que la decisión adoptada podría tener tanto de coherente como de arbitraria. Esto ya es difícil de demostrar si no se estuvo allí, ya que el video subido a Youtube por el ayuntamiento lo cortaron en ese momento, lo que suscita la cuestión de si resulta más interesante finalizar la grabación con el portavoz del gobierno rasgándose las vestiduras contra los portavoces de la oposición, o incluir información de interés para unos vecinos que tras la correspondiente consulta esperaban escuchar. ¿Qué es más gordo? Y para rematar, en el pleno de febrero, el alcalde retrotrajo la alcaldía a sus peores tiempos de intolerancia y prepotencia. Para justificar la censura de las intervenciones del público en el video de difusión pública, sostuvo argumentaciones insostenibles para justificarlo; y lo remató recordando a los presentes que la concesión de ruegos y preguntas al público asistente es poco más que una gracia que ellos otorgan. Infumable. Afortunadamente esto sí aparece en el video, y cualquiera podrá verificarlo.

 

                                                     

EL AYUNTAMIENTO DE MALPARTIDA RENUNCIA A LA MANCOMUNIDAD


Esa fue la decisión adoptada mayoritariamente por el Consistorio Municipal en un Pleno Extraordinario del agosto pasado. Malpartida abandona la Mancomunidad de Municipios Riberos del Tajo que, junto a los municipios de
Casas de Millán, Cañaveral, Mirabel, Pedroso de Acim, Serradilla y Torrejón el Rubio, conforman una comarca entrelazada por importantes elementos socio-culturales, medio-ambientales y económicos de interés común.  Nuestro municipio viene perteneciendo a esta Mancomunidad desde su creación, y por aportar la mitad de la suma de poblaciones garantizaba la consideración de Integral de Municipios, con el protagonismo consiguiente en la solicitud y recepción de recursos y Fondos Europeos para el desarrollo de sus municipios integrantes. Con el paso atrás de Malpartida, la Mancomunidad pierde esta consideración.


El alcalde argumentó la propuesta de segregación: “nuestro municipio es el que más aporta, pero menos se beneficia”, “la Mancomunidad tiene problemas de gestión y deudas difícil de solventar que nos pueden perjudicar en el futuro” o, “somos los pagafantas”. Lo primero está por demostrase, y probablemente éramos el municipio más beneficiado. Había problemas que se han
superado perfectamente. Y lo de pagafantas se dice para que parezca popular la propuesta.

Hasta la fecha, no hemos visto los datos que acrediten que nos cuesta más lo que aportamos que lo que recibimos, y si hubiera tal desvío, estamos seguros que su cuantía resulta inferior a los beneficios globales que obtiene la localidad, esos que no figuran en la argumentación económica, pero que también son euros, y que también son proyección y liderazgo de la propia localidad. Ni compartimos ni nos creemos que esta salida airada, este portazo, sea fruto de una decisión meditada y valorada en todo su conjunto. Esta decisión perjudica a Malpartida desde el primer momento. Se dejan atrás a instituciones, servicios y empleos…, con el consiguiente costo y desembolso por improcedente proceder.  

Conviene recordar que nuestro Ayuntamiento lleva prestando servicios de Secretaría e Intervención, incluyendo la contabilidad a la Macomunidad durante la anterior legislatura a través del Secretario municipal y el Oficial de Secretaria, ambos remunerados, en el segundo caso a través de un contrato de servicios que firma el Ayto. por importe de más de 4.500 euros anuales. Los tres concejales que formaban parte de la Asamblea de la Mancomunidad por nuestro municipio, no se presentan a la Asamblea Constitutiva de la misma, parece ser que por discrepancias con la persona propuesta para presidirla, discrepancias que consideramos justificaban por si sola la propuesta de abandonar la Mancomunidad.

La salida de la Mancomunidad ha tenido inmediatas consecuencias para ambas instituciones. Para la Mancomunidad será complicado mantener los privilegios de ser Integral al carecer de insuficiente población, disminuirán los recursos que puedan llegar de Europa, resultará imposible llevar a cabo políticas de desarrollo integrales sin nuestro municipio, y se producirá una notable pérdida de servicios.

Para Malpartida de Plasencia supone la pérdida de servicios prestados por la Oficina de Gestión Urbanística de la Mancomunidad, también las subvenciones para inversiones mancomunadas, los servicios técnicos de apoyo en Servicios Sociales de Base, Exclusión Social y Deportivos, así como los servicios de la maquinaria de obras públicas propiedad de la Mancomunidad, y los servicios de protección al consumidor.



Cabe decir que todos estos recursos supondrán un importante coste para nuestro municipio, ya se presten directamente o se externalicen. La realidad es que algunos de ellos ya están externalizados como el de los servicios de maquinaria de Obras Públicas; otros han sido provistos con la creación de nuevas plazas fijas en el Ayuntamiento, como la de Dinamizador-Deportivo; y otros, como los Servicios Sociales de Base, con la ampliación de convenios con la Junta. Sintomáticamente anómala resulta la pérdida y desalojo de la Oficina de Gestión Urbanística de nuestra localidad. Una oficina con varios empleados públicos de nivel técnico y profesional muy eficaz en la resolución y ordenamiento urbano local y territorial. Extraña política socialista esta que sustituye un servicio público de calidad y que fija empleo, por la privatización del asesoramiento urbanístico mediante contrato suscrito con un arquitecto.

La existencia de esta Oficina Urbanística se debe a fuerzas mayores que las de una localidad. Hace ya quince años, desde los órganos correspondientes de la Junta de Extremadura (PSOE) se vio la imperiosa necesidad de contar con un adecuado gestor público que velara y asesorara al conjunto de municipios y particulares en sus intervenciones, tanto urbanas como en el territorio compartido, que como es sabido cuenta con singularidades comunes y de especial tratamiento. En Malpartida sirvió para enfatizar el desastre del planeamiento urbano con el que el gobierno local abocaba a la localidad. Era una oficina necesaria, pública y profesional, y el ayuntamiento ofreció y acondicionó el local adecuado, …y mirando hacia atrás, nos preguntamos si no lo fue más por oportunismo que por oportunidad. Ahora presta sus servicios a la Mancomunidad desde la localidad de Cañaveral.

 

En fin, son muchas las áreas potenciales de acción cooperativa que abandonamos: Fomento de actividades económicas, Mercados, Actividades culturales y recreativas, Fomento de Turismo, Deporte, Protección del Medio Ambiente, Parque de maquinaria, Obras de infraestructura, Prevención y extinción de incendios, Servicios técnico-urbanísticos, Información y asistencia al consumidor, Alumbrado público, etc.

Mal negocio en materia de servicios hemos realizado. Y nos tememos que las relaciones políticas con los pueblos de nuestro entorno tampoco sean las mejores. El espíritu cooperativo y colaborativo de las mancomunidades también se expresa más allá del interés económico o personal. La cohesión socio-cultural y el reconocimiento de los elementos comunes que compartimos los habitantes de estos nuestros pueblos, se debe
cultivar precisamente abonando las relaciones de cooperación. Si estas se convierten en relaciones de competición, sea política, personal, o de otro interés, arrastramos a nuestros ciudadanos a interpretaciones poco favorables para el encuentro con nuestros vecinos más próximos en el territorio, y se instrumentalizan los ayuntamientos como una herramienta para la obtención de cargos



La articulación del territorio auspiciada por la Junta de Extremadura durante décadas quedó finalmente refrendada en la Ley de 2010 de Mancomunidades y Entidades Locales Menores de Extremadura (LMELME). Diez años después, según los datos del Registro de Entidades Locales, de los 388 Municipios que constan en Extremadura más del 90 % siguen estando mancomunados. Por lo tanto…, se pone de manifiesto que la gran mayoría de los municipios extremeños forman parte de una Mancomunidad Integral. En el preámbulo de los decretos con los que se regula, se reconoce la atención preferente que presta la Junta de Extremadura hacia los municipios mancomunados. Por esto, resulta inconcebible que el actual alcalde que nos sacaba al pueblo de la Mancomunidad natural a la que pertenecemos, fuera también el Secretario Ejecutivo de Municipios, Mancomunidades y Acción Local en la Ejecutiva Provincial de Cáceres de su partido. Cargos de los que lógicamente ha sido posteriormente cesado. Un informe técnico-económico que muestra unas cuentas vagamente desfavorables, aderezado con la retórica populista del “nosotros primero porque nos roban”, no justifica desgajar el pueblo de la Mancomunidad.




A los ciudadanos de Malpartida también se nos debe una explicación coherente, si es que la anterior la obtuvo. Aquí el fracaso ha sido político, al no haberse sabido alcanzar acuerdos que un buen liderazgo obtiene. La exigencia del alcalde de Malpartida de que su concejal candidato fuera el Presidente de la Mancomunidad sí o sí, no obtuvo el apoyo de su Asamblea constituyente, pues fue el candidato propuesto mayoritariamente el finalmente designado, también del mismo PSOE. Nosotros no entramos en estrategias de partido, que son legítimas, pero sí denunciamos aquellos comportamientos que por intereses personales perjudican a nuestro municipio, y en este caso al interés general de la Mancomunidad. Resultaría intolerable que impotencias, competiciones o fracasos de cálculo personal hayan pesado en una decisión que trascenderá y tendrá unas consecuencias perniciosas y negativas para la localidad y la Mancomunidad más allá de esta legislatura que ahora detentan.


                        



FIN DE AÑO CON SUBIDAS DE IMPUESTOS MUNICIPALES. …Y ESPERANDO LOS PRESUPUESTOS.

A febrero 2021, preguntamos por los presupuestos, a pesar de que según la ley deberían de estar conformados en septiembre y aprobados en diciembre. Se argumenta por el alcalde que “siempre los han aprobado en abril y que les ha ido bien”; y por el Secretario, “que no es adivino para conocer determinados datos…”.

Y con tan amplio margen hasta entonces, a la oposición le dará tiempo a hacer propuestas que pudieran ser admitidas, como así hará Izquierda Unida. Aunque probablemente ninguna sea considerada, ya que los antecedentes indican que se hará uso de la mayoría para aprobarse sus propios presupuestos. Y también será cosa del “siempre” el dar a conocer a la oposición los presupuestos 48 horas antes de ser votados.

Y mientras se esperan unos nuevos presupuestos, se acondicionan los siguientes. Despedimos el año con un Pleno Extraordinario en el que se aprobaron, con la oposición de IU y PP, fuertes subidas de impuestos municipales. La primera subida es la del impuesto sobre bienes inmuebles o IBI, lo que entendemos por contribución urbana. El Alcalde anuncia y se aprueba una subida de más de un 21% del Tipo Impositivo, lo que supone una subida anual de entre 76 y 121 € años por vivienda, con un promedio de 6,31 €/mes por vivienda, lo que supondrá un incremento en la recaudación de 192.978,26 €, la cual entrará en vigor en 2022.

La oposición coincidió en valorar como muy inoportuna esta subida del recibo IBI, por lo que supone grabar otro gasto a no pocos hogares ya
sacudidos por el paro y la precariedad. El portavoz del PP reclamó explicaciones sobre el destino de los casi 2.000.000 € de remanente de caja que dejaron al finalizar la legislatura en 2015, y ante el tajo que se anuncia al bolsillo de los ciudadanos propone la bajada del sueldo del alcalde y suspender asignaciones a concejales. El alcalde responde que parte de los remanentes se han gastado en incrementos salariales, o en la ampliación de la duración de los contratos temporales.

Por parte del portavoz de Izquierda Unida, en primer lugar, se manifestó lo adecuado del gasto extraordinario que se dirigió para paliar las circunstancias adversas de los vecinos mediante contratación o ayudas, a las que ya habíamos calificado en su momento de insuficientes; así mismo manifestó que era obligación del gobierno municipal recuperar el poder adquisitivo de los empleados públicos derivado de los recortes de Zapatero y Rajoy. También pidió explicaciones sobre el uso de los ahorros acumulados, Remanente de Tesorería, cuando cogieron el gobierno (2.158.124,9 €), y que a fecha de hoy se han reducido a unos 800.000, según la liquidación 2020. Y en segundo lugar se pidió explicaciones sobre la motivación de esta importante subida de impuestos; cuál es la previsión de gasto que justifican estos ingresos adicionales a los presupuestos municipales. A lo que se le responde, nuevamente, que lo determina el incremento de plantilla (policía municipal), o para hacer frente a la aprobada subida del salario mínimo…

Y de nuevo se repitieron a lo largo de este debate anomalías en la función moderadora y de orden que el Alcalde debe ejercer. Y así lo puso de manifiesto la protesta del portavoz, en este caso del PP, por la arbitrariedad con la que el portavoz del PSOE intervine airadamente, encontrándose de esa manera con no se sabe si dos alcaldes o dos portavoces replicando a su intervención, resultando de tal distorsión que se le retiraba la palabra.



La segunda subida de impuestos fue la Tasa de recogida domiciliaria de basuras. Con un incremento del 80,95 % la tarifa trimestral pasará de 11,23 a 20,32 euros, y sumará 101.000 € al año. De igual manera votamos en contra, porque ni se justifica ni es el momento de pedir más esfuerzos económicos a los chinatos, cuando ha aumentado la precariedad y el desempleo. Y de igual manera se preguntó por las modificaciones del servicio que hacen necesaria esta subida, recordando el deficiente mantenimiento de los contenedores de recogida en algunos puntos de la localidad, entre otras.

El gobierno sustentó jurídicamente la propuesta porque la ley permite que se puedan aprobar subidas mientras no se recaude más de lo que cuesta prestar el servicio, lo cual deja aún abierta la posibilidad de nuevos incrementos en las tarifas, como refirió el alcalde. Y menciona nuevas inversiones en vehículos, o la creación de otras dos nuevas plazas fijas de operarios adscritos al servicio de limpieza viaria, para la conducción del vehículo barredor y apoyo a tareas de barrenderos.

A la vista del informe económico que presentó, en el costo del servicio se valoran los conceptos propios correspondientes a la tasa y tarifa del servicio de recogida de basura (salario conductor y operarios, combustible, seguro y reparación del camión, tratamiento de residuos incluido el Punto Limpio…). Si la barredora de calles, conductor y otros servicios de limpieza viaria, se vinculan o justifican las subidas de este capítulo, se podrán seguir justificando subidas… ¿hasta cuándo y hasta cuánto?

Cabe preguntarse si la política de expansión de gasto que se manifiesta desde el Ayuntamiento, y el posterior incremento de impuestos, no supondrán una suma de cargas lo suficientemente gravosa como para cuestionarse, si no su idoneidad, sí sus dimensiones o cuantías; y si estas se acompasan con una mejora en la economía de los ciudadanos, cosa que no ha sido ni tiene visos de mejorar. Resultaría paradójico, o maquiavélico si sucediera, que lo sarcásticamente comentado por el portavoz de I.U. en este pleno acerca de si esta cascada de impuestos conllevaría habilitar ayudas para pagarlos, pudiera parecerse a la realidad.

Dejamos atrás un 2020 en el que pudimos celebrar poco. No hubo Ferias ni toros, ni concurso de albañilería, ni verano cultural, ni las numerosas actividades recreativas y deportivas. Ni sus consecuentes gastos. Este 2021 no augura un horizonte mejor. Sería adecuado que en estas circunstancias extraordinarias que atravesamos, en las que tantos ciudadanos nos veremos afectados desfavorablemente, el esfuerzo que ya hacen muchos se correspondiese con un esfuerzo de la administración local para que esta presión no aumente.