MOCIÓN AL PLENO MUNICIPAL

MOCIÓN AL PLENO MUNICIPAL

MOCIÓN DE IZQUIERDA UNIDA MALPARTIDA

MOCIÓN DE IZQUIERDA UNIDA MALPARTIDA

24 DICIEMBRE

.POR UN TREN DIGNO, PÚBLICO Y SOCIAL. EL AVE NO ES NUESTRO TREN

.POR UN TREN DIGNO, PÚBLICO Y SOCIAL. EL AVE NO ES NUESTRO TREN

https://movimientotrenrutadelaplata.wordpress.com

el AVE no es nuestro tren

El AVE no es nuestro tren

iu

MÁS EN: https://movimientotrenrutadelaplata.wordpress.com/

..

...

https://www.youtube.com/watch?v=cBF-7HnHR9M

http://www.vialibre-ffe.com/noticias.asp?not=10353

http://www.trenzamora.es/Lineaszamora/rutadelaplata.html

https://palazueloastorga.wordpress.com/

MRP

http://www.eldiario.es/eldiarioex/economia/conquista-Oeste-tren-Extremadura-alla_0_663884169.html

http://www.laopiniondezamora.es/opinion/2016/08/11/tren-ruta-plata/945209.html

1

1

11

11

2

2

3

3

.

.

http://www.izquierda-unida.es/

6

6

por un nuevo país

por un nuevo país

por un nuevo país

por un nuevo país

por un nuevo país

por un nuevo país

por un nuevo país

por un nuevo país

por un nuevo país

INFORMACIÓN PUBLICA

INFORMACIÓN PUBLICA

...

...

tiempo de izquierda

tiempo de izquierda

jueves, 28 de mayo de 2009

LA GACETA Nº34

DESTACADOS:
- NO RECALIFICAR NI UN SÓLO METRO MÁS.

El calendario electoral nos propone para el próximo Mayo una cita para renovar los cargos municipales. La Nueva Malpartida que ya se perfila, necesita superar el régimen supuestamente socialista caracterizado por 20 años de alcaldías erráticas. Esta política culmina ahora, con una legislatura que llega a su final con un cúmulo insoportable de despropósitos provocados por un alcalde imprevisto e imprevisible. Este fenómeno, supone una desvirtuación de los resultados electorales, y sale de una lista fantasma que, de índole similar al transfugismo, pertenece a los suburbios de la política. El mensaje que se le envía al votante socialista de las municipales es: "¿realmente sabes qué y a quién estás votando?". Al votante del PP parece que tampoco se lo pondrán claro. La sucursal conservadora tampoco parece encontrar rumbo, y esta es una noticia tranquilizadora. Al igual que su homólogo, y sin esfuerzo, percibirá las rentas proporcionales al porcentaje televisivo.
VIVA LA DEMO GRACIA. El próximo Mayo los chinatos tendremos nuevamente, la oportunidad de coformar, con otros perfiles, la constitución de nuestro Ayuntamiento. Las elecciones municipales nos permitirán situar en los lugares de responsabilidad municipal a quienes las listas de los partidos determinen. Eso es lo correcto en nuestro sistema de representación pública, siempre que no se manipulen o remuevan las listas una vez que hayan sido sufragadas. Esta larga legisladura, la cual llega a su final con un cúmulo de despropósitos provocados por un alcalde que nadie había previsto al inicio, supone un fenómeno de desvirtuación de los resultados electorales salidos de unas elecciones. Si se pudiera repetir la votación conociendo cómo ha transcurrido la legislatura, los resultados electorales hubieran sido bien distintos. Tanto las listas fantasmas como el transfugismo, son vicios de índole similar y pertenecen a los suburbios de la política.
DESALIENTO. Los fenómenos que animan al desaliento electoral son dispares. El apuntado antes no es de los menos importantes. Una burla de tal calibre merece su castigo. También hay otros. El protagonismo también penal que actualmente persigue a los alcaldes de muchas localidades españolas, parece el indicio de un fenómeno más amplio y complejo, y que alcanza a muchos ayuntamientos. ¿Al nuestro también? : La autoridad que el cargo otorga, es confundida con la impunidad propia que practican los autoritarismos. Sustituyen la política por el politiqueo. El trapicheo del poder, versus dinero. Además también aleja masivamente de la política, la percepción de la distancia que media entre lo votado y lo después materializado. La distancia y la discordancia entre lo que nos proponen y lo que después nos hacen. La palabrería demagógica entre el casino y el happy end. Anima al desaliento, también, la percepción de que la gran masa de votantes inerciales de los grandes partidos, ignoran que podrían estar en el otro o viceversa; o que pertenecen al mundo del frentismo, más o menos consciente: El peso del pasado. La seguridad de estar entre las filas de un ejército ideológico que se explica por la necesidad de la existencia del rival. El bipartidismo es la simplificación natural de los hemisferios del cerebro; del simple. Que la economia, el consumo y la riqueza de bienes y medios se veneren en el templo de los altares, y dirija el diseño de nuestras vidas, también desalienta y deja a la política sólo el campo de la retórica: lo que podría ser posible y nadie se lo cree. Además, el domingo hay partido. También la agradable sensación de que, tanto los dramáticos acontecimientos planetarios como los que les suceden a los demás ciudadanos, no perturbarán nuestra seguridad, nuestra comodidad, nos aleja de las políticas de lo posible. Ya tenemos lo posible: se llama confort. La comodidad no se lleva bien con los riesgos: es la génesis del conservadurismo. La política sólo trae cambios (es lo que debería), y estos no son bienvenidos. Si hay alguna cita electoral que debería diluir estas y otras sensaciones, reales, y devolvernos el aliento esencialmente democrático, éstas son las elecciones municipales. En ellas votamos la próximidad. La coherencia de un colectivo de ciudadados dispuestos a llevar adelante a un pueblo.
MALPARTIDA DE MOCRÁTICA. La tarea de los cargos electos es diseñar y dirigir el desarrollo de la localidad en función de los aspectos sociales, económicos y culturales comunes. Puede serlo cualquiera. Con el asesoramiento integral en su caso, deben dirigir sus esfuerzos a la habitabilidad y desarrollo coherente y sostenible de la comunidad. Su función es diseñarla, no protagonizarla. Quien debe protagonizarla debe ser un programa que responda a las anteriores demandas, y que además esté respaldada por una organización política, no por un alcalde. El historial de las corporaciones democráticas de Malpartida, por el contrario, nos deja una galería de alcaldes notablemente protagonistas, o efectivos a la hora de dar la nota. Poco democráticos. Si el alcalde fuera del PP no imaginamos diferencias significativas. La imposición en las supuestas asambleas democráticas de estos partidos de personalismos cargados de influencia socio-económica, no favorecen la creación de equipo; y a menudo las asambleas se ven sometidas a mero trámite para hacerse con la alcaldía el correspondiente fuerte. Uno de los efectos directos del funcionamiento anómalamente democrático de las dos grandes siglas es que el alcalde elegido será la materialización de esa anomalía. La común y escasa dinámica democrática de las sucursales chinatas de los dos grandes partidos los presenta como grupos coyunturales. Más que un ideario, a los partidos clones de la democracia, los une la oportunidad. Si en el PP se confirma el desembarco que los rumores anuncian: constructores + peperos antipesoe, y la renuncia de posibles que durante los últimos años han estado ahí, se confirmará que éste partido son unas siglas sacadas a concurso…, y que el ayuntamiento, para algunos, tiene aspecto de queso. En tanto en el PSOE, no parece que será mejor. Tras el fin de una época de cambio inamovible, la organización parece consumida en las cenizas de la eterna transición. Sin horizontes de renovación y con una organización a la espera de órdenes, la sociedad de la imaginación socialista parece otro manual para ilusos. Aquí los especuladores adoptarán la forma del oportunista. Y así como la era Manzano instrumentalizó la demagogia socialista para arrastrar tras de sí una masa clientelar de mendicantes; el nuevo PP (Partido Promotor), podría multiplicarse arrastrando la correspondiente mentalidad de votante asalariado.

El dilema puede ser desalentador para cualquier elector, ya sea de uno, otro o ninguno de los partidos. ¿Qué es mejor, un inepto o un listillo, un oportunista o un urbanizador?. A la pregunta de qué alcalde necesitamos, con el panorama, tienta decidirse por ninguno. Al menos de los que nos ofrecen u ofrecerán las posibles mayorías. Los alcaldes del PP o del PSOE adoptarán, sin duda, comportamientos presidencialistas dando lugar a decisiones particularistas e interesadas, y que en general perjudicarán a la institución. y al conjunto de la localidad. Y si no qué más. Quizás sea esa la dirección: algo más. Algo más de equipo de gobierno. De Comisión de Gobierno. Algo más de programa asumido por un equipo de gobierno. Y menos alcaldía. La autoridad de la alcaldía no es una vara de mando para uso discrecional. Es un testigo que se toma durante una legislatura para darle continuidad a una tarea coherente y sostenible. El que la intención de los alcaldables sea la de hacer valer todo el poder que les confiere el cargo, para canalizar sus ambiciones personales, es una mala fórmula a la que nos abandonamos resignados, y que el ciudadano no debería tolerar. Para ello es necesario que el votante se libere de prejuicios y ataduras de partidos y de ideas, y vote más al conjunto de intenciones expresadas en un programa hecho para una Nueva Malpartida.



CON este título y en la Gaceta nº 31/Septiembre 2005, publicamos un artículo con la intención de abrir un debate sobre el devenir urbanístico en nuestro pueblo. En dicho artículo decíamos que, ante las perspectivas de crecimiento en materia de urbanismo, y dado que es tema de extrema delicadeza, sosteníamos que Malpartida requería gobiernos municipales con alcaldías íntegras y dialogantes. El grado de integridad de las personas sólo se puede evaluar a partir de hechos concluyentes. Para nosotros, la integridad como gobernante de esta alcaldía ha sido nula. El grado de diálogo del Alcalde es tan escaso que no da para plantear un debate sobre esta cuestión, la cual es de gran importancia para el pueblo; y no sólo para los que vivimos ahora, sino para los que nos precederán en el más inmediato futuro. Por eso creemos que un debate de este tipo no puede ni debe estar limitado a los sótanos del Ayuntamiento, sino que se debería de hacer un esfuerzo y crear los ámbitos de discusión necesarios para hacerlo extensible a todos los vecinos; pudiendonos expresar todos al respecto con la más absoluta libertad de opinión. Estamos viendo cómo últimamente los temas de urbanismo están desbordando los ámbitos locales, autonómicos y estatales (sin contar con la mención hecha en la ONU al respecto); y están tomando una proyección mediática insoportable. Unos por su importantísimo grado de corrupción (los llamados tiburones del ladrillo: capaces de echar pulsos constantemente a la administración). Otros por lo que supone la sobreexplotación de recursos y la destrucción del medio natural (costas, bosques, parajes singulares). Y otros porque evidentemente son fuente de recursos para las arcas de muchos ayuntamientos, y por supuesto también como tartas apetecibles para cargos dúctiles y maleables hacia la presión de promotoras.

Sirvámonos de lo anterior como hilo que nos permita continuar con las reflexiones iniciadas en el artículo ya citado; y para ello hagamos un sucinta descripción de la evolución de la tipología del suelo en nuestro pueblo. Aproximadamente coincide con la candidatura de 1995/99 cuando en Malpartida de Plasencia, el fenómeno de la emigración toca a su fin, y se empeza a consolidar de nuevo la idea de permanecer en el pueblo a pesar de tener que ir a trabajar fuera. Fue en esa legislatura cuando se empieza a mover el mercado de la nueva construcción, así como la adquisición de suelo para la instalación de nuevas industrias. Nada más moverse el mercado minimamente, el pueblo se quedó sin suelo, ni urbano ni industrial. Este hecho dió a aquel Ayuntamiento el aval preciso para elaborar unas nuevas Normas Urbanísticas, desarrollándose el contenido técnico de las mismas a lo largo de la legislatura 1999/03, y que trajeron consigo un nuevo planeamiento municipal, recalificando una importante superficie de suelo. El mapa urbanístico del pueblo en aquel momento contaba con una superficie total de suelo urbanizado en torno a 77 hectáreas. Con las nuevas normas urbanísticas el mapa urbano del pueblo se elevó hasta aproximadamente las 97 hectáreas. A este suelo hay que añadir otras 30 hectáreas situadas en la finca de San Salvador, lo que quiere decir que una vez urbanizados estos terrenos, el mapa de suelo urbano de Malpartida estará en torno a las 118 hectáreas. Lo que supone un incremente del 53%. El suelo industrial de aquel momento estaba constituido por el polígono industrial Molino de Viento y poco más a la salida del pueblo hacia Pasencia. Hoy se cuenta en Malpartida con aproximadamente 40 hectáreas de nuevo suelo industrial, de las que aproximadamente se pueden considerar útiles aprovechables unas 25. En I.Unida tenemos la percepción de que la demanda de suelo urbano en el pueblo se ha saturado. Varias indicios así lo indican: el principal y más importante es el precio de adquisición del mismo; el precio del dinero en alza; también la promoción y construcción de viviendas desde la administración regional que colmará las aspiraciones de muchos potenciales compradores de Plasencia, de donde se está surtiendo el mercado de la construcción en Malpartida en un porcentaje importante. Seguimos manteniendo desde I.Unida que el precio del suelo puede ser uno de los factores que detenga las intenciones de muchos compradores. No es justificable, desde ningún punto de vista, que en cosa de 7 a 10 años se haya casi triplicado el precio del suelo. Las insaciables ansias de propietarios y especuladores pueden matar su propia gallina de los huevos de oro; aunque algunos ya tendrán la faltriquera bien apretada, a costa de incrementar la presión del cinturón de muchos vecinos. La transferencia entre las cuentas de los que amasan a través del ladrillo y las hipotecas a las que están sujetas las nóminas de los trabajadores es directa. Ante este panorama, un Ayuntamiento de carácter socialista como el que nos quieren hacer creer que se practica, debería poner inmediatos focos sobre el campo, pensar en el interes general, y contener a especuladores y oportunistas.

La lógica nos indica lo siguiente: NO RECALIFICAR NI UN SÓLO METRO MÁS de suelo hasta una vez sea desarrollado el suelo urbano recalificado en nuestras Normas; casi todo en vías de desarrollo. Una vez se haya construido todo el suelo recogido en las Normas, este pueblo estaría en condiciones de poder o haber construido entre 1300 y 1400 viviendas individuales. Así dicho puede parecer una barbaridad, pero nada más hay que acudir a las citadas Normas para comprobarlo. No creemos, por lo tanto, necesario más recalificaciones de inmediato. Creemos que los pueblos no son mejores por crecer demasiado deprisa. Más bien mantenemos lo contrario: se debe planificar el crecimiento de los pueblos de forma ordenada y pensando en sus habitantes. Pero llegados ya aquí, y una vez aceptado que la perspectiva de tener suelo urbano depende del desarrollo de varias Unidades de Ejecución y que las mismas están en estudio o desarrollándose, los esfuerzos de este Ayuntamiento, y del que venga, deben de ir encaminados al desarrollo industrial. Estamos en condiciones de poder asumir importantes industrias en nuestro pueblo. Suelo tenemos para ello, y condiciones de ubicación geográficas también. Por lo que creemos que este gobierno municipal (con la connivencia del regional) debe de dejar esta política de opacidad y espera calculada para demandar hacia la Conserjería responsable programas de publicitación de dicho polígono; para que empresas con interés en el mismo puedan plantearse la adquisición de terrenos. También deben encaminarse los esfuerzos a la construcción de las naves del semillero de empresas, las cuales ya cuentan con una demanda en torno a las 20 naves y que seguro comenzarán en el momento de mayor beneficio electoral para los que gobiernan. (calculamos que para el mes de Febrero o Marzo). Y todo ello sin tener en cuenta los intereses de los solicitantes. Trás el esfuerzo que en I.Unida hemos hecho para que el polígono fuese una realidad, estamos dispuestos a dar en este asunto nuestro apoyo sin concesiones, para presionar allí donde sea conveniente, para que de una vez por todas se comience a mover este polígono.


La legislatura municipal, que el próximo mes de mayo pasará a mejor vida, ha sido con diferencia, en lo político, la peor. De todas las que han pasado por el Ayuntamiento desde que se inició el proceso democrático a través de las urnas es ésta la que se puede considerar como la más irregular. El equipo de Gobierno del PSOE, con el alcalde a la cabeza, unas veces como tapado, otras como alcalde en funciones, y finalmente como el relevo previsto de la alcaldesa dimisionaria, va ha terminar como boxeadores pesados y vencidos por la fatiga, que se abrazan en mitad del cuadrilátero, a la espera de que las nuevas elecciones interrumpan el inútil castigo, confiando en que los jueces (electores) puntuarán por simpatía y no por merecimientos. A los ediles socialistas se les ven sus rostros aburridos por la fatiga de una legislatura que se les ha hecho demasiado larga. Esperan la próxima campaña con incertidumbre; saben de sobra que lo han hecho fatal y tienen los ojos puestos en el espejo retrovisor, y no en el horizonte: envueltos en rumores de presuntas estrategias ajenas al debate político, con el clientelismo y la fanfarria del alcalde como el único hacer destacable. La cosa empezó nada más hacerse con las riendas del poder el que luego accedería al sillón de la alcaldía. En uno de los Plenos celebrados por la Corporación, se propone la liberación de un concejal. Nadie dió nombres, pero todos sabían que se trataba del tapado, que por aquellos entonces ejercía de alcalde en funciones. Para más escarnio político, a dicho Pleno no acudió la alcaldesa, y hete aquí cómo se produjo un empate en la votación. El tapado sacó adelante su propia liberación con el voto de calidad de alcalde en funciones. Seguro que fué una maniobra legal, pero deja un tufillo bastante sospechoso. Una vez llegada la dimisión de la alcaldesa, se descubre el pastel y aparece el tapado, que ocupaba el puesto número cuatro de la candidatura es promocionado como alcalde, quedando todas las estrategias al descubierto; si es que alguna vez no lo estuvieron. Lo lógico y políticamente correcto, hubiera sido que el número dos de la candidatura hubiera sido designado alcalde, pero parece que las presiones fueron fuertes en el seno del PSOE, y el citado concejal optó por dimitir. Dimisión que debería de haber presentado desde el momento en que en la configuración del organigrama quedó fuera de los puestos clave; y como prebenda se le ofreció la presidencia de la Comisión de Festejos.
Por supuesto no nos hemos olvidado de la candidata número tres. Ya es una veterana concejala de varias legislaturas. Nos preguntamos desde I.Unida si no se siente preparada para acceder a la alcaldía; o quizás se le haga poco; tal vez aspira ha algo más: ¿Se atreverán en el PSOE a presentarla como número uno para posible alcalde en las próximas elecciones?. Trás el desprecio realizado a sus propios votantes no accediendo a la alcaldía, renunciando en interés y a favor del numero cuatro, y alterando así el sentido del resultado de las elecciones, sin el menor escrúpulo ni respeto al acto más valioso de una democracia, no lo creemos. Uno de los motivos por lo que se la llegado a esta situación es sin duda que el PSOE consiguiera sacar en las pasadas elecciones mayoría absoluta ( ya lo dijo I.Unida en el pleno de constitución de la actual legislatura: el pueblo nunca se equivoca, pero no siempre acierta). Nadie puede explicarse cómo se pudo producir un trasvase de votos desde el PP al PSOE para que estos últimos hayan gobernado en la peor de las formas que se hayan dado en democracia: la mayoría absoluta. Y es que si nos remontamos hacia atrás podemos ver cómo a lo largo de nuestra democracia, siempre que se ha tenido mayoría absoluta, al final, podemos aplicar la máxima de vencisteis pero no convencisteis. La democracia no se acaba en la emisión del voto. La democracia debe ser un concepto en revalida constante. Eso que dicen algunos: nos dais el voto y la confianza para que hagamos por vosotros. Cuidado. Ese es el gran engaño, o autoengaño, en el que vivimos. Nosotros tenemos que ser vigilantes de nuestros votos. Hay que seguir el día a día del Ayuntamiento; los concejales y alcaldes deben de sentir nuestro aliento en sus cogotes. Si nosotros no nos hacemos responsables y vigilantes; si nos adaptamos a la pasividad política; no tenemos tampoco derecho para criticar lo que por omisión estamos permitiendo... Y así en definitiva, ya se vislumbra el final de una legislatura que nosotros entendemos que se acaba con mucha más pena que gloria. Deficitaria en lo democrático; poco dialogante y sobre todo nada participativa, Y no sólo con la oposición, sino entre el mismo equipo de gobierno. A nadie se le escapa que esta ha sido una legislatura de mandato unipersonal. ASAMBLEA LOCAL DE IZQUIERDA UNIDA


PRÓXIMAS ELECCIONES. TÚ MISMO.

Transcurrida y casi agotada la actual legislatura, se acercan las próximas elecciones. Algunos de los partidos que concurren a las mismas se vuelven un poco locos con la posibilidad de incorporar a sus filas nombres nuevos. Es esta una tarea difícil en un pueblo como Malpartida, donde como ya ha quedado explicado en otro artículo de esta Gaceta, la gran mayoría de la gente no siente la política como una actividad a desarrollar dentro del propio Ayuntamiento; actividad por otra parte muy loable para cualquier vecino: La de intentar, con su aportación personal, mejorar las condiciones de vida de su pueblo. Donde viven y donde probablemente vivan toda su vida. Y además donde vivirán sus hijos: algo demasiado importante para dejarlo siempre en manos de los demás. Entendemos que son los más jóvenes los que tienen una responsabilidad importante, porque la lógica nos dice que ellos deben de ser quienes impliquen su futuro en esta tarea. Esta es la hora en que cualquiera que quiera debe dar un paso adelante. Unos por que les guste. Otros porque se sientan identificados con los partidos que presentan listas. Y los más, ojalá, porque se crean que son necesarios para su pueblo. (En nuestra organización serían bienvenidos). La apatía no debería ser la tarjeta de presentación de los jóvenes. Por eso este mensaje va directamente dirigidos a ellos. En I.Unida también sentimos la necesidad de incorporar a nuestra candidatura caras y nombres nuevos. Nuestras puertas están abiertas para todos aquello/as que se sientan ideológicamente cerca de nuestros planteamientos políticos, pero tenemos muy claro que no vamos a mendigar a nadie su inclusión en nuestras listas. A nadie que acepte estos planteamientos se le exige más nivel de compromiso que aquel que libremente quiera asumir. Esto no es un negocio: esto es una actividad que se realiza de forma altruista. Tú mismo.
SIN VIGILANCIA NOCTURNA.
Desde hace aproximadamente un año, nuestro pueblo viene sufriendo la falta de vigilancia policial nocturna debido al conflicto, o desacuerdo, entre alcalde y policías locales. El origen de este conflicto se debe a los reconocimientos de las tareas y emolumentos complementarios que se deberían recibir por la jornadas nocturnas. La falta de capacidad de dialogo y entendimiento son acusaciones cruzadas por ambas partes. El alcalde, máximo responsable de la seguridad del pueblo, toma la postura más desfavorable para los vecinos, y ve la forma más lógica de resolver este asunto prescindiendo de la vigilancia nocturna. El alcalde demuestra una vez más su incapacidad para conseguir acuerdos dialogados; y al mismo tiempo muestra su falta de valentía para obligar a que se realicen las jornadas correspondientes por la noche. No necesitamos un alcalde bravucón, que ya tenemos constancia de que lo es, y también de lo que le costó al pueblo y pueden costar sus bravuconerías y el escaso sentido común del que hace gala. Necesitamos un alcalde capaz de dar soluciones a los problemas; y que sus coj... (de los que habitualmente también hace gala) se los deje en su sitio y no los utilice como vara de mando.


¿ MEJORA DE INSTALACIONES DEPORTIVAS ?
Resulta inaudito, aunque ya no sorprende, cómo desde la alcaldía y aledaños se manipula y se falta a la verdad. Como ya explicamos en su momento, el concejal de deportes se arrancó en la legislatura por soleares y prometió hierba en el campo de futbol: Hay que hacer clientela. Dicho y hecho: Sólo hay que destrozar las pistas de atletismo y hacer un campo de entrenamiento, este sí, para ser utilizado habitualmente. También hay que conseguir los recursos económicos. Se tramitó a través del capítulo denominado Fondos para la Mejora de Instalaciones Deportivas. Al ser conocida la medida por el publico en general, se manifestó una natural oposición por parte de los ciudadanos que entienden el deporte más allá del futbol. Desde la alcaldía se manifiesta que una vez ya hecha la tramitación, perderán los fondos si no son utilizados para dicho objetivo. Lo de siempre. Y mentira. Los Fondos para Mejoras en Instalaciones Deportivas pudieron ser dirigidos a otros objetivos más diversificados, para un mayor diversidad de ciudadanos. De hecho, cuando la Secretaría de Deportes tuvo conocimiento de que también finalmente se incluiría en dicha mejora, la adecuación de una pista polivalente, puso mejores ojos a la descabelllada primera intención. Fué Izquierda Unida quien abogó por ella. Mientras tanto y por el otro lado, la Alcaldía y Concejalía de deporte mentían a la directiva y afectados manteniendo que «los de I.Unida y los del PP no queríamos que se pusiera el césped». En Izquierda Unida no tenemos nada claro que esta decisión beneficie al fútbol, máxime cuando el nivel que más se da aquí es de chavales pequeños, y esos ya veremos si no han salido perdiendo. No hemos estado de acuerdo en cómo se han hecho las cosas. Se ha tenido un año para negociar y adquirir el terreno necesario para haber hecho el campo llamado de entrenamiento en la zona sur de las instalaciones, sin la necesidad de destrozar las pistas de atletismo. Otra chapuza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.